¿Para qué puedes usar tus cesantías en Colombia? ¡Ahorra e invierte en tu futuro!

¿Para qué puedes usar tus cesantías en Colombia? ¡Ahorra e invierte en tu futuro!

Las cesantías en Colombia son una prestación social que las empresas consignan a un fondo de cesantías, y su valor corresponde a un mes de salario por cada año en el que un empleado con vínculo laboral haya trabajado en su empresa.

El objetivo principal de las cesantías en Colombia es que los trabajadores formales puedan ahorrar para afrontar una posible terminación del contrato (por despido o renuncia). Así pues, al reclamar las cesantías tendrán dinero durante un tiempo mientras logran vincularse laboralmente de nuevo.

No obstante, este ahorro también puede ser utilizado para otros propósitos. ¡Conoce algunos a continuación!

 

¿Para qué sirven las cesantías en Colombia?

Además de ser un fondo de emergencias o “dinero de colchón” en caso de que no puedas trabajar, las cesantías pueden convertirse en un ahorro clave para invertir.

Por ejemplo, puedes hacer el retiro de tus cesantías para cubrir matrículas de educación superior (tuyas, de tu cónyuge o de tus hijos) o pagar créditos educativos. Así mismo, es posible utilizarlas para financiar estudios en el exterior o comprar seguros educativos.

Además, también se pueden usar para invertir en vivienda. Según un artículo de El Tiempo, durante el 2020 “más de la mitad de las cesantías de los principales fondos fueron invertidas para compras o remodelaciones de vivienda”.

Algunos motivos para retirar las cesantías si quieres invertir en vivienda

Ahora bien, si estás planeando invertir en un inmueble propio, puedes utilizar tus cesantías para lo siguiente:

  • Adquirir vivienda. Una de las razones más comunes por las que los afiliados a fondos de cesantías retiran su dinero es para comprar un inmueble nuevo o usado.

  • Comprar un lote o terreno. El retiro parcial de las cesantías también es una opción si te interesa adquirir un lote vacío para, posteriormente, construir vivienda.

  • Construir una vivienda. Esta modalidad es viable únicamente si tu intención es construir en un lote propio o de tu cónyuge.

  • Ampliar, reparar o mejorar una vivienda. Al igual que en el caso anterior, solo podrás retirar tus cesantías si serán destinadas para remodelar tu vivienda o la de tu cónyuge. Además, para que tu fondo de cesantías desembolse el dinero debes presentar una serie de documentos, entre ellos los permisos de construcción.

  • Pagar gravámenes hipotecarios o impuestos. Si tú o tu cónyuge cuentan con vivienda o terreno propio, puedes utilizar tus cesantías para pagar los créditos hipotecarios o los impuestos que afecten a la propiedad (como el Predial) para aliviar las deudas.

  • Adquirir títulos sobre planos. También es posible retirar las cesantías para la adquisición de títulos sobre planos, donde se construirán viviendas en proyectos  contratados con entidades oficiales o privadas. En otras palabras, si el proyecto de vivienda ya está definido por la empresa encargada, puedes solicitar tus cesantías para la compra de un inmueble aunque la construcción no haya empezado.

¿Te interesa usar tus cesantías para cumplir tu sueño de tener una vivienda nueva?

En Constructora Meléndez contamos con una amplia oferta de proyectos que se ajustan a tus gustos, necesidades y presupuesto. Ingresa a este enlace para conocerlos y contacta con uno de nuestros asesores, ¡estaremos encantados de guiarte en tu proceso!


Fuentes:

Economía (2021, 11 de abril). Consejos para que aproveche sus cesantías de la mejor manera. En El Tiempo. Disponible en:  https://bit.ly/3GqMFdu

Uribe Sierra, M. M. (2016). Importancia de ahorrar las cesantías. En Revista Empresarial & Laboral. Disponible en:  https://bit.ly/2Ztj3el