Conoce estas 7 acciones ecológicas que puedes realizar en casa con tu familia

Conoce estas 7 acciones ecológicas que puedes realizar en casa con tu familia

En coherencia con nuestra misión de transformar vidas, y comprometidos con el desarrollo y bienestar de la región, desde Constructora Meléndez creamos una campaña para motivar a la conservación del planeta mediante la construcción de una conciencia ambiental desde el hogar: ImPacto VERDE. El objetivo principal de esta campaña es minimizar el impacto negativo que cada ser humano tiene en la Tierra, lo cual es un compromiso de todos sus habitantes. Para lograr grandes resultados, tan solo son necesarias pequeñas acciones que deben convertirse en hábitos. En este artículo te compartimos algunas acciones ecológicas que puedes hacer en casa, involucrando a toda tu familia. ¡Sigue leyendo!

 

  1. Apaga y desconecta

¿Sabías que el 10% del consumo de energía en tu hogar es producido por los aparatos eléctricos que permanecen en stand by o modo de espera? A este consumo se le conoce como “consumo fantasma”, y una manera fácil para evitarlo es apagar estos dispositivos cuando no los estés usando. De esta manera no solo ayudas a la conservación del planeta, sino que también ahorras en tu factura de energía.

Por otra parte, recuerda que el 30% del consumo energético en casa corresponde a la iluminación. Apaga las luces de las habitaciones que no estés usando. Eso sí, ten en cuenta que la acción de encender bombillos ahorradores o fluorescentes puede consumir bastante energía también, por lo que lo ideal en algunos casos es dejarlos encendidos si planeas volver a la habitación en menos de 20 minutos.

  1. Almacena el aceite

Desechar aceite por el sifón del lavaplatos es una acción que puede provocar un impacto ambiental negativo en la flora y la fauna de tu región, pues por cada litro de aceite se pueden llegar a contaminar 1000 litros de agua. Si adquieres el hábito de guardar el aceite usado en un recipiente, contribuirás sin mayor esfuerzo a la conservación del medio ambiente.

Ahora bien, ¿qué hacer con el aceite almacenado? La respuesta es sencilla: reutilizarlo o desecharlo de manera correcta. Si te interesa la primera opción, te contamos que el aceite es un buen ingrediente para hacer jabón casero destinado al cuidado personal o al lavado de la ropa (y así ahorrar un poco más en artículos de aseo); esta es una actividad ideal para llevar a cabo en familia y construir momentos interesantes en casa.

Por otra parte, si lo que deseas es botar el aceite usado de una manera que no afecte al medio ambiente, puedes llamar a las empresas especializadas de tu ciudad para que lo recojan en tu hogar. 

  1. Guarda las pilas

Un dato: de cada 100 pilas usadas, únicamente 15 son desechadas de manera selectiva y solo 1 es reciclada. Ten en cuenta que una sola pila de mercurio podría llegar a contaminar 600 000 litros de agua, ¡lo cual equivale aproximadamente al volumen de 2 piscinas olímpicas! Es por esto que reciclar las pilas y baterías o desecharlas correctamente es clave para conservar la flora y fauna del planeta.

Al momento de botar las pilas, recuerda que hay puntos en la ciudad con recipientes especiales para almacenarlas, como centros comerciales, supermercados e incluso las porterías de algunas unidades residenciales. Sin embargo, durante esta época te invitamos a quedarte en casa y almacenar tus pilas usadas hasta que puedas salir.

Recuerda que también puedes comprar pilas reutilizables o recargables y, de esta manera, ahorrar dinero y ser más consciente con el medio ambiente.

  1. Usa bolsas amigables con el planeta

En el proceso de elaboración de una bolsa de plástico intervienen diferentes agentes contaminantes (como el petróleo) y una gran cantidad de energía. Además, la vida útil promedio de cada bolsa es de apenas 12 minutos, tiempo tras el cual suelen ser desechadas, provocando un impacto ambiental grande pues las bolsas de plástico pueden demorar miles de años en degradarse.

Para evitar que estos elementos de uso cotidiano contaminen, procura hacer tu mercado con bolsas de tela, las cuales son más resistentes y amigables con el planeta Tierra. Otra opción, si lo que necesitas es botar tu basura, es invertir en bolsas de plástico biodegradable; existen algunas empresas (como PoliBolsas en Cali) que incluso venden este tipo de bolsas ecológicas a domicilio.

  1. Sé consciente con el agua que utilizas

Procura no gastar tanta agua, pues esta se está convirtiendo cada vez más en un recurso escaso debido al mal uso, la contaminación y el calentamiento global. Promover prácticas caseras como ducharse rápido, evitar soltar el baño con tanta frecuencia, reutilizar las aguas grises o recolectar agua de lluvia son opciones ideales para luchar contra los pronósticos desde casa y procurar la supervivencia del ser humano en el futuro. Además, las ventajas económicas gracias al ahorro en el consumo de agua serán inmediatas.

  1. Siembra plantas en casa

Por más extraño que suene, la tierra no es absolutamente necesaria para hacer que una semilla germine. Una actividad interesante y que contribuye no solo al medio ambiente sino también a la educación ambiental de tu familia, es germinar semillas sin tierra. Utilizando un método sencillo y con delicadeza, es posible hacer crecer una planta lo suficiente para luego ser transplantada a una maceta o un suelo fértil.

Lo único que necesitas es un soporte poroso capaz de retener agua y que no se descomponga ni sea tóxico (por ejemplo, papel absorbente o algodón), un recipiente que no se deteriore con la humedad y las semillas. Con este fácil experimento en casa puedes germinar lentejas, frijoles, habichuelas, tomates, etc., y trasplantar cuando puedas acceder a los materiales necesarios para que sigan creciendo.

  1. Conéctate con lo que de verdad importa

Otra actividad para cuidar del medio ambiente, ahorrar dinero en las facturas y construir hábitos de educación ambiental en tu familia es que todos los miembros del hogar se desconecten durante una hora de aparatos electrónicos, y que se apaguen todos los electrodomésticos y luces que no sean necesarios.

Convierte este momento en una oportunidad perfecta para contectarte con tu familia, llevando a cabo actividades como limpiar el hogar, hacer actividad física en casa o jugar juegos de mesa. Aprovecha también para enseñar acerca de las claves de una limpieza ecológica y promover la educación ambiental en tus niños.

Y tú, ¿qué hábitos ecológicos ya has incorporado en tu hogar o qué acciones de ImPacto VERDE has llevado a cabo con tu familia durante esta época de cuarentena? ¡Escríbenos a nuestroFacebook oInstagram y comenta con el hashtag #ImPactoVERDE


Fuentes:  https://bit.ly/2y7GL2i /  https://bit.ly/2Ryw1km /  https://bit.ly/2V5LD0N /  https://bit.ly/3ehEdPz