Conoce las 3 claves para hacer reformas ecológicas a tu hogar

Conoce las 3 claves para hacer reformas ecológicas a tu hogar

Seguramente ya eres consciente de que las decisiones verdes comienzan desde la unidad social más básica: el hogar. Para cambiar los cimientos de tu vida y comenzar un nuevo proyecto a futuro al tiempo que proteges el planeta, una de las actividades que puedes llevar a cabo es hacer reformas ecológicas a tu casa o apartamento. Ahora bien, ¿por dónde comenzar? Sigue leyendo el artículo y conoce las claves para remodelar tu hogar de manera consciente con la Tierra.

 

  1. Una piel saludable es la esencia de tu hogar

¿Qué es lo primero que piensas cuando planeas la reforma de tu hogar? ¡Probablemente sea pintar las paredes! Esta es la intervención más básica que se le puede hacer a una vivienda, y por lo general sucede cuando se quiere hacer mantenimiento o cambiar la decoración. El problema habitual con este procedimiento tiene que ver con la ecología y la salud: no hay que olvidar que la pintura que compras puede ser contaminante.

Con el fin de evitar las emisiones nocivas para la salud y para el medio ambiente, lo más recomendable es revisar con detenimiento los certificados de las marcas de pintura y no escatimar en presupuesto; después de todo, estamos hablando de la piel de tu hogar, la primera impresión que dará al cruzar la puerta. Ejemplos de pinturas ecológicas son:

  • La pintura de cal. La cal se ha utilizado por muchos años para “encalar” las fachadas de edificios; de hecho, varias haciendas y casas coloniales del Valle del Cauca están pintadas con esta técnica. Las pinturas de cal actualmente incluyen resinas vegetales que mejoran su factor adherente para un uso más cómodo y sencillo, y pueden ser usadas en paredes tanto exteriores como interiores.

  • La pintura de arcilla. Aunque es menos resistente que la pintura de cal, esta pintura ofrece la posibilidad de llevar a cabo reparaciones puntuales en las paredes evitando que se noten cambios de color. Al ser solubles en agua resultan poco aptas para espacios donde serán tocadas con frecuencia, por lo que algunos fabricantes las mezclan con silicato potásico para obtener una pintura más resistente.

  • La pintura de silicato. Se trata de uno de los tipos de pintura más resistentes. Tanta es su calidad y durabilidad, que puede mantener fachadas de edificios en excelente estado de conservación por más de 100 años.

  1. Que se sienta el bienestar desde tus pies

La reforma de los pisos también hace parte de las decisiones al momento de planear una reforma de tu hogar. El aspecto estético y funcional de los pisos determina qué tan ergonómica será tu vivienda, así como su acústica y aislamiento térmico.

Al momento de escoger tus pisos, evita los materiales sintéticos compuestos por fibras, resinas y otros acabados que no son saludables. Procura también verificar la procedencia de las maderas naturales y la dificultad de su mantenimiento. Algunas alternativas sostenibles son:

  • Los pisos de corcho, que además ofrecen calidad para casi cualquier entorno. Este material es ideal porque los árboles de alcornoque, de donde se extrae, son una fuente renovable que vuelve a crecer cada tres años. Las principales ventajas de estos pisos es que repelen los insectos y evitan la proliferación de microbios.

  • Los pisos de bambú, similares a la madera. Estos tienen una sostenibilidad garantizada porque el bambú prolifera de tres a cinco años. Además, son fáciles de instalar y de limpiar, y se pueden encontrar en una amplia gama de colores y patrones para armonizar con la decoración de los hogares.

  1. Deja entrar la luz natural a tus espacios

El otro elemento clave en las reformas del hogar es el cambio de las ventanas, crucial para permitir la adecuada iluminación de tu vivienda. Además, el material con el que se instalen tus ventanas puede mejorar el comportamiento energético del espacio dependiendo de si se trata de PVC, aluminio o madera, por no mencionar que cada uno implica un gasto energético alto necesario para su fabricación.

Las ventanas de aluminio, por ejemplo, requieren mucha energía en su proceso de fabricación con materia virgen pero son una opción más estable, mientras que las ventanas de madera requieren poca energía para su fabricación pero tienden a ser más delicadas e ineficaces con el paso del tiempo, afectando el gasto energético de tu hogar. Así pues, la decisión final tiene que ver con el balance entre recursos e impacto ambiental que se ajuste a tus circunstancias.

El futuro es ahora. ¿Por qué es necesario que apostemos por opciones ecológicas?

En una sociedad donde el mercado gira alrededor de la demanda, se hace cada vez más necesario que optemos por materiales y productos ecológicos para impulsar a las industrias a consolidar sus opciones responsables con el medio ambiente. En otras palabras, si los hogares no muestran interés por las decisiones verdes en construcción o reforma, lo más probable es que el mercado deje de proponer soluciones que cuiden el planeta.

Desde Constructora Meléndez queremos promover las acciones ecológicas en miras a un futuro más sostenible, el mejor legado para las próximas generaciones. Y tú, ¿qué decisiones tomas para evitar el impacto ambiental negativo? Cuéntanos tus experiencias en Facebook o Instagram, ¡comenta con el hashtag #ImPactoVERDE!


Fuentes:  http://bit.ly/32GEztM /  http://bit.ly/3dcVSr6 /  http://bit.ly/3d8s7ry