Por qué y para qué deberías recolectar agua de lluvia en tu vivienda

Recolecta agua de lluvia

La escasez del agua, uno de nuestros recursos naturales más valiosos, es un asunto que causa preocupación en todo el mundo. Para construir un futuro sostenible es importante tomar decisiones verdes y llevar a cabo acciones amigables con el medio ambiente. Una de estas es la utilización de mecanismos de recolección de agua de lluvia, que permite ahorrar hasta un 40% del consumo de agua en el hogar. En este artículo te contamos todo lo que tienes que saber antes de considerar implementar un sistema de captación de agua de lluvia en tu hogar.

¿Cómo funciona?

Primero, es importante recordar que estos sistemas de recolección han sido usados por los seres humanos desde las primeras civilizaciones para proporcionar riego y agua potable a comunidades remotas. Se trata de un proceso sencillo que puedes implementar en tu casa: consiste en recoger en un canalón o canaleta la lluvia que cae sobre tu techo y canalizar hacia un tanque de almacenamiento. Así pues, está claro que este es un sistema que se puede utilizar perfectamente a pequeña escala, con una tecnología simple, para hacer la diferencia desde tu propio hogar.

Una de las formas de recolección de agua de lluvia más comunes es la que se hace en un barril y se ubica en el jardín, y es utilizada generalmente para regar las plantas y así reducir el consumo de agua de la red eléctrica. El precio de estos barriles o tanques varía dependiendo de su calidad, pero en cualquier caso se convierte en una oportunidad de invertir y cuidar tu bolsillo.

Existen otros sistemas más complejos como el de alimentación por gravedad, cuyo tanque se coloca en la parte superior del edificio y a partir de ahí el agua puede llegar a diferentes partes de la casa, o el sistema de alimentación de la bomba, en cuyo caso está a nivel del suelo o debajo y se utiliza una bomba para distribuir el agua.

¿Cuáles son sus usos?

No es recomendable utilizar agua recolectada para beber o cocinar, pues no es procesada de la misma manera que el suministro principal de tu casa. No obstante, el agua de lluvia es ideal para descargar los inodoros (lo cual representa 35% del promedio de agua en el hogar), lavar la ropa y regar las plantas, entre otros.

Así mismo, el agua acumulada puede servir para esas situaciones en las que, por daños en el sistema de suministro principal u otras razones, te quedes sin agua en tu hogar.

Beneficios de la recolección de agua de lluvia

La recolección de agua de lluvia para los usos anteriormente mencionados genera un impacto ambiental significativo si se maneja con consciencia y frecuencia. ¿Sabías que solo el 1% del agua en el planeta es potable? Con el aumento de la población, repartir este 1% entre todos es cada vez más difícil y llegará el momento en que la demanda superará con creces la oferta.

Los principales beneficios ecológicos que ofrecen este tipo de sistemas de ahorro de agua son:

  • Que la reducción del uso de agua del suministro principal en tu hogar implica menos extracción de agua natural.

  • Que se disminuye la carga sobre los sistemas de drenaje, lo cual reduce los efectos de las inundaciones pues se canaliza el agua hacia los tanques de reciclaje.

Por otra parte, utilizando un sistema de recolección puedes gozar de beneficios económicos si tu casa está equipada con un medidor de agua, pues la tarifa disminuirá considerablemente. En particular si tienes una familia numerosa, este sistema representará un ahorro y una reducción en tu factura si logras establecer hábitos de consumo conscientes. Se estima que con un sistema doméstico se puede ahorrar entre el 40% y 50% de tu factura de agua si extraes del tanque de reserva lo suficiente para, por ejemplo, cargar la lavadora y lavar tu carro.

¿Piensas utilizar un sistema de recolección de agua en tu casa? ¡Compártenos tus experiencias en Facebook o Instagram comentando o publicando con el hashtag #ImPactoVERDE!


Fuente:  http://bit.ly/2PHKUR2