Razones para comprar vivienda y otras tantas para esperar

C9e8d9069e929f4898939a62f1adcffd XL

La compra de una casa es siempre una de las decisiones más importantes en la vida de una persona. Hoy esta decisión se ha tornado en todo un dilema para el comprador, teniendo múltiples variables a favor y en contra. Mientras que el mercado inmobiliario expone todas las ventajas que tiene dar este paso; la situación económica y laboral frena a la demanda potencial, poniendo en entredicho que adquirir una vivienda sea una buena opción en estos momentos.

Aunque en los últimos años se ha puesto en duda esta idea, tener casa propia genera muchos beneficios psicológicos y financieros, sin embargo se debe tener en cuenta la capacidad que se tiene para cubrir los gastos que demanda tener una vivienda propia antes de invertir en ella.

Aquí le contamos algunos beneficios de tener casa propia:

1. Seguridad

Comprar casa propia le dará un sentido de logro al sentir que alcanza una de sus metas personales y financieras más deseadas, y eso contribuirá a una mejor calidad de vida para usted y toda su familia.

 Saber que cuenta con un techo y un lugar que le pertenece le da una sensación de seguridad y protección.

2. Estabilidad

Cuando compra una vivienda propia, no tiene que someterse a las mudanzas año tras año, ya sea porque no se adaptó al lugar rentado o porque el propietario necesita el espacio. Cuando la vivienda es suya, su estabilidad y la de su familia mejora un 100% además le ahorra dinero y tiempo.

3. Inversión

A largo plazo los bienes raíces siguen siendo una inversión segura y se valorizan año tras año.

4. Su propio espacio

Cuando la vivienda le pertenece, puede remodelarla y adaptarla a sus gustos y necesidades, puede planear a futuro e ir haciendo paso a paso la casa de sus sueños, le será de gran motivación llegar  aun lugar que cumple con todas sus expectativas.

5. Independencia

Puede tomar sus propias decisiones y eliminar inconvenientes con los arrendadores. Muchos de ellos acostumbran a inspeccionar las viviendas que alquilan creando en ocasiones situaciones incómodas para los residentes.

Ser el dueño también significa que puede pintar las paredes interiores del color que le gusta, que puede tener mascotas y hasta cambiar las alfombras y poner ese piso de madera que tanto le gusta.

Y si el mercado de la vivienda da motivos para la compra, también hay razones objetivas contrarias a ésta. Principalmente, basadas en la situación económica y laboral. El alto coste del crédito y la incierta estabilidad serían otros factores que incitan a la espera.

1. Inestabilidad laboral:

El miedo a perder el puesto de trabajo encarna el gran freno a la adquisición de vivienda. Pese a que la destrucción de empleo parece
haberse detenido, pocos tienen la seguridad plena de que no pueden perder su puesto.

2.Alquileres muy atractivos:

Rentas asequibles y una enorme oferta donde elegir, pasa factura a la idea de comprar. "Actualmente, el arrendamiento supone una alternativa razonable a la compra.

Si ante este panorama, encuentra que tienen más peso los aspectos positivos y a su favor en la decisión de comprar vivienda, no lo piense y decidase,  ya que además de acceder a un espacio vital, la vivienda propia le dará tranquilidad como parte de su patrimonio, le evitará dificultades relacionadas con el pago de renta y las restricciones que los habitantes en arriendo tienen en cuanto a construcción, remodelación y disposición del inmueble. Si su capacidad laboral disminuye con el tiempo tendrá la seguridad de un lugar propio base para el desarrollo de la familia.

En Constructora Meléndez contará con el respaldo, la tradición, la seriedad, responsabilidad, atención y servicio, brindando  seguridad en su nueva inversión.

Conozca nuestros proyectos. ¡Pongámonos en contacto!